CAMBIO DE ACEITE

Cambiar el aceite es una de las cosas más importantes que se debe hacer para el adecuado mantenimiento del vehículo pues este fluido es esencial para evitar el desgaste de los elementos internos del motor. Esta operación ayuda a que el motor funcione suavemente y dure más tiempo, mejorando al mismo tiempo su rendimiento.


El aceite del vehículo tiene un porcentaje de tolerancia de impurezas y humedad máximo para funcionar correctamente como lubricante. El funcionamiento normal del motor crea estas impurezas, razón por la que el aceite debe sustituirse cada cierto número de kilómetros o cada cierto espacio de tiempo (por acumulación de humedad).

 

A parte de estar en buen estado, el nivel de lubricante también debe situarse entre el mínimo y el máximo marcado en la varilla para asegurar el buen trabajo del circuito. Nunca ha de sobrepasar el nivel máximo, y procure siempre que el nivel no baje del mínimo, ya que, debido a los altos kilometrajes que permiten los aceites sintéticos más modernos, puede llegar a bajar el nivel hasta esta cota, haciendo parecer incluso que se tiene un consumo exagerado cuando no es así.

¿Cuando cambiarlo?

Se recomienda realizar un cambio de aceite cada 5.000 Kilómetros si es mineral, y cada 10.000 Kilómetros si es sintético.

 

Mas beneficios del cambio de aceite

Además de lubricar y minimizar la fricción, el aceite cumple otras tareas:

  • Facilitar el arranque en frío: Con el motor bien lubricado, un automóvil arranca con facilidad en cualquier condición de clima
  • Enfriar las piezas del motor: El aceite es el principal refrigerante de las piezas del motor
  • Mantener el motor limpio: El lubricante arrastra al cárter partículas de carbón, hollín y otros residuos de la combustión que son eliminados en cada cambio de aceite
  • Prevenir la corrosión y formación de sedimentos: El aceite deposita una película química que aísla las piezas del motor del agua haciendo que el motor quede protegido del hongo producido por la humedad

Ciertos vehículos permiten controlar automáticamente el nivel de aceite del motor gracias a un indicador en el tablero de instrumentos. En los demás, es conveniente controlar este nivel manualmente verificando las marcas del indicador del nivel de aceite. El nivel correcto del aceite debe situarse entre las marcas “mínimo” y “máximo” del indicador de nivel. Se recomienda verificar el nivel regularmente cada 2.000 kilómetros y, más específicamente, antes de un largo trayecto. Si el nivel se acerca a la marca “mínimo”, debe completarlo.

 

Para que su motor esté bien lubricado debe:

  • Utilizar un lubricante adaptado a las condiciones de utilización (ciudad, carretera, autopista, etc.) y tipo de motorización (gasolina o diésel, turbo, etc.)
  • Controlar frecuentemente el nivel de aceite
  • Cambiar al filtro cada vez que cambie el aceite
  • Respetar los intervalos entre los cambios de aceite que recomienda su cartilla de revisión

 

TIPOS DE ACEITE QUE OFRECEMOS

Print Print | Sitemap
© Dapsol